5 Megatendencias en el mundo del marketing actual

Escrito por: Teo Agulló.

Hace unos días, en Inpsicon tuvimos el gusto de asistir a una conferencia organizada por la Universidad del Norte y su Escuela de Negocios, e impartida por Catalina Vélez, Gerente de Mercadeo de SUFI – Grupo Bancolombia. El tema: las Megatendencias en la Gestión del Marketing. Hoy, queremos compartir con todos nuestros lectores lo que aprendimos.

En un sentido amplio, una tendencia es un patrón de comportamiento de los elementos de un entorno particular,  durante un período de tiempo determinado, pero una Megatendencia va más allá de esta definición.  Una megatendencia es un modelo que llega para quedarse, que es transversal a todas las sociedades, a mayor o menor nivel, pero está presente en todo el globo y hay empresas que ya han aprendido a sacar ventaja de ellas. A continuación veremos cinco de las megatendencias con las cuales tenemos que vivir día a día, que afectan nuestro quehacer  cotidiano en mercadeo, así no nos demos cuenta de ello: 1) colaboración masiva; 2) conectividad constante; 3) desconfianza en las corporaciones; 4) sentido global de urgencia; y 5) mujeres.

1) Colaboración masiva. Esta Megatendencia nace de la base de que el consumidor es el centro de toda operación empresarial. Los clientes son nuestra razón de ser, hemos vivido una transformación en la cadena de demanda de valor: ahora lo primero siempre es el consumidor. Esta inclinación se basa en dos premisas:

O Escuchar al consumidor: las Redes Sociales son clave en este proceso de escucha al consumidor, que se vuelve parte de la cultura organizacional de aquellas empresas que tienen su foco orientado al comprador, con quien mantienen un diálogo constante y no dirigido hacia la venta, si no a crear vínculos emocionales con él, siempre buscando la cercanía con el usuario y que él mismo sea quien cree historias alrededor del contenido que generamos.

O Construir desde el consumidor. No podemos crear una campaña de mercadeo desde la silla de nuestra oficina, debemos salir afuera, escuchar al cliente y darle lo que quiere. Por ejemplo, Samsung lanzó una campaña en la que invitaba a los usuarios de la Red a convertirse en blogueros oficiales de la marca para los Juegos Olímpicos de Londres. También hay muchas empresas que lanzan concursos de crowdsourcing, en los que invitan a sus seguidores a participar en la creación de algún producto que después la compañía desarrollará y pondrá a la venta. Evidentemente, existen alguno riesgos y ha habido algunos casos en los que el consumidor reclama su derecho de autor, por lo tanto, en este tipo de campañas, (como en todas pero especialmente en estas), es esencial la transparencia, el énfasis en la colaboración y la humildad.

 

2) Conectividad constante. Esta puede parecer la más obvia de todas las megatendencias expuestas, pero no deja por eso de ser menos importante de mencionar. La Red es omnipresente y por ello, algunas tendencias se vuelven obligatorias dentro de este mega categoría:

o Targeting: El consumidor cuenta ahora con un perfil individualizado y la comunicación con él se da 1 a 1. Segmentar al público es cosa del pasado, hoy en día podemos tener una relación cercana, podemos intimar con nuestros clientes y hay empresas que ya lo aprovechan.

o Imagen en movimiento: La imagen fija queda en el olvido y el vídeo se posiciona como el rey del contenido en la red: es más emocional, más atractivo y más amigable con el usuario.

o Localización: A pesar de estar en la era de la globalización, el ser humano es local por naturaleza, por eso es muy útil para conectar con el consumidor ir de lo pequeño a lo grande, de lo local a lo nacional y, de ahí, a lo internacional.

o Democratización: como comentábamos en el apartado anterior, las redes sociales han cambiado la manera de comunicarnos con el consumidor, hoy en día es fundamental para las empresas ser auténticos y contar historias para generar vínculos emocionales con nuestros usuarios. Por eso, si hacemos el ejercicio de fijarnos bien, todas las compañías exitosas de hoy en día son constructoras de historias: deciden cambiar su propio mundo, hacen que las cosas pasen, se atreven a cambiar las reglas, se anticipan a los cambios e identifican oportunidades en el mercado antes que nadie, estimulando cambios en el patrón de comportamiento de los consumidores, siempre a su favor.

 

3) Desconfianza en las corporaciones. Hoy en día el consumidor es un ser ultra-informado, que ya no confía en las grandes empresas tan fácilmente. Para hacernos con la confianza y el corazón de nuestros clientes es clave comunicarnos con ellos de manera transparente y clara, demostrando con hechos que lo que decimos es cierto, contando historias reales. También es esencial saber disculparse cuando nos equivocamos, y sí, debemos dar explicaciones cuando lo hacemos.

Además, debemos tener en cuenta 4 variables importantísimas a la hora de comunicarnos:

  1. Pertinencia de la información que se comparte
  2. Oportunidad: compartirla cuando toca
  3. Vigencia: hay información que se vuelve obsoleta en seguida y pierde interés
  4. Veracidad: una mentira siempre sale a la luz
  5. Claridad: un mensaje debe ser contundente y bien estructurado

Asimismo, las relaciones públicas, la relación con los medios y la cercanía con el cliente son de suprema importancia a la hora de crear confianza  no solo con nuestros clientes, con todos los públicos objetivos con los que trabajamos.

 

4) Urgencia planetaria. La preocupación por el entorno, no solo por el cambio climático y el medio ambiente, si no por el bienestar de las sociedades en las que operamos, es una megatendencia que, sin duda, ha marcado lo que llevamos del siglo XXI. La responsabilidad social empresarial ya no es una opción, si no una de las prácticas obligatorias que toda empresa actual debe ejercer si quiere ser exitosa. Por ejemplo, muchas empresas han optado por buscar una solución real a problemas determinados a través del avance tecnológico, como IBM con su portal “Un mundo más inteligente”, donde comparten conversaciones tanto con consumidores como con ingenieros, proveedores, clientes industriales, entre otros, alrededor de la creación de un mundo más instrumentado, interconectado… más inteligente, colaborando con más de 600 organizaciones en todo el mundo en donde cada una hace su parte para hacer de esta visión una realidad.

 

5) Mujeres. No es que lo digamos nosotras, es que los datos nos dan la razón: el mundo se está feminizando. Las mujeres representamos más del 52% de la población total mundial, vivimos más en promedio que los hombres y, cada vez en mayor medida, controlamos el ingreso en el hogar e influimos definitivamente en las decisiones de compra. Por ejemplo, en un 25% de hogares en el mundo, es la mujer quien supone el soporte económico, y esta cifra va en alza. Además, tenemos un papel más preponderante en la esfera pública: hay más políticas, hay más empresarias, hay más mujeres líderes. Muchas empresas son conscientes de esto y aprovechan para dirigir sus campañas de mercadeo hacia un público femenino, obteniendo excelente resultados.

 

En definitiva, el mundo está cambiando y conocer hacia dónde van estos cambios, son esenciales para posicionarnos al frente del mercado. Abramos bien los ojos, a veces no es dejarse llevar por la corriente, si no aprender del pez más grande.

Fuente imagen: http://t3.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcRZMICIABBghtwmPCpmVBrqY-zO36_Mhq-JfN_ZNsTV3I7H_RHoRqdaTHg1Bg




EVENTOS


Redes Diciembre 4-11

Marcas + 2017