Ruta naranja: Consumo Local

Por: Mayra Herrera y Eduardo Berdugo Ospino

La Ruta Naranja es una estrategia emprendida por Inpsicon y Ciudadano de Honor con el fin de acercar el consumo responsable al comercio justo. Se tiene en cuenta la educación como un fundamento clave para este proceso en el que se identifica al consumidor como un actor social indispensable para el apalancamiento del desarrollo sostenible y colectivo del departamento del Atlántico.

La necesidad de desarrollar esta estrategia surge a partir de los múltiples acontecimientos asociados a la economía y bienestar percibido con la canasta familiar colombiana, dado que, últimamente, se ha evidenciado que el consumo de productos importados se ha duplicado en siete años de acuerdo a lo expresado por la Revista Portafolios en el año 2013, lo que concuerda con lo anunciado por Rafael Mejía, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia en el 2015 respecto a que el 27% de los productos consumidos por los colombianos son importados. A su vez, en el 2016, Mejía manifestó que hay que Colombia cuenta con 110 millones de hectáreas, de las cuales el 42,3 millones están destinadas a actividades agrícolas, pero de este cifra solo se cultivan 7,1 millones.

En otra mano, se deben tener en cuenta los datos arrojados por el DANE en el trimestre del 2017 que revelan que el sector agrícola, caza, pesca, ganadería y silvicultura aumentaron, ubicándose en 7.7 %. Estos sectores son potenciales para el aumento de la economía colombiana, debido a que, al apoyar el consumo de productos locales, se generan mejoras como: aumento del empleo y creación de industria complementaria alrededor. Esto se traduce en una economía más sólida para el país. Los datos anteriores, refuerzan el ideal de Inpsicon al promover esta estrategia, cuyo objetivo es influir de manera positiva en procesos que faciliten el cumplimiento de tres de los objetivos de desarrollo sostenible: #8 Trabajo decente y crecimiento económico #10 Reducción de las desigualdades y #12 Producción y Consumo Responsables en Colombia.

El recorrido de la Ruta Naranja inició en el mes de agosto por medio de sondeos sobre algunos productos de consumo local tales como: papaya, limón, patilla, mango, níspero, coco, ñame y yuca, alcanzando una muestra de 516 participantes como sumatoria de cada sondeo.

Las preguntas realizadas se enfocaron en los siguientes factores: preferencia del lugar de compra, frecuencia y forma de consumo de productos como: patilla, papaya, mango, limón, yuca, ñame, níspero y coco. Cabe resaltar que los sondeos en los que se investigó sobre el consumo de la yuca y el limón se realizaron como prueba piloto y luego se añadieron ítems nuevos para obtener datos más robustos.

En la siguiente tabla se muestran los resultados más significativos:

Captura de pantalla 2017-11-23 a las 5.17.32 p.m.

Al analizar los resultados, es posible expresar que para la muestra participante el lugar con mayor favorabilidad para realizar compras son los almacenes de cadena, destacando la papaya (52%), el ñame (44%), el níspero (38%) y el coco (32%) como productos que suelen comprar con más frecuencia allí. Cabe resaltar que el factor que determina el lugar de compra en todos estos casos es la calidad.

Respecto a las compras realizadas en el mercado, las preferencias de los participantes apuntan a la adquisición de productos como la patilla (30%) y manifiestan hacerlo porque perciben precios más bajos, mientras que el mango (53%) y la patilla (30%) figuran como productos que prefieren adquirir por medio de vendedores ambulantes debido a que se considera la vía más cómoda para su adquisición.

Por otra parte, entre los productos con mayor frecuencia de consumo se encuentra en primer lugar el limón con un 52% de favorabilidad, utilizado por el 58% de la muestra como aderezo para la comida. En cuanto al resto de los productos estudiados, se evidencia que en promedio una vez por semana se efectúa su consumo en: jugo (como es el caso de la patilla 100% y el níspero 56%), de forma natural (como es el caso del mango 74% y la papaya 67%), y como platos típicos como ocurre con el coco que es consumido en arroz (59%) y la yuca al acompañarla con queso (41%).
Se hace posible concluir que la Ruta Naranja es una estrategia con mucha proyección, en miras al desarrollo sostenible de millones de negocios agrícolas basados en el supuesto de la economía colaborativa para multiplicar el bienestar y arraigo al ADN cultural por medio de la promoción de lo propio, de lo local.




EVENTOS


Redes Diciembre 4-11

Marcas + 2017